Desde más de 400 años, los maestros  vidrieros de Bohemia ponen sus conocimientos técnicos y su espíritu creativo al servicio de la belleza y Arte.

De sus exigencias nacieron perlas legendarias:

Las perlas de Bohemia que se declinan en un número infinito de colores y formas.